cofrade
banner titulo
cofrade

boton parroquiaboton sede canonicaboton pasos e imagenesboton junta de gobiernoboton fundadorboton historiaboton linksboton tambores

boton actos culturalesboton actividadesboton procesionesboton habitoboton las palabrasboton premio siete palabrasboton premiosboton obra social

 


SAN GIL

IGLESIA DE SAN GIL ABAD

(Segunda mitad del siglo XIV y posterior reforma barroca en los siglos XVII y XVIII)


Esta iglesia fue creada tras la reconquista de Zaragoza en 1118 y entregada por Alfonso el Batallador al obispo de Jaca-Huesca en pago por los servicios prestados durante la toma de la ciudad a los musulmanes. Sin embargo en 1145 el obispo de Palencia sentenció que esta iglesia se incorporase a la jurisdicción de la diócesis de Zaragoza. Existen muy pocas noticias de la época medieval en la iglesia de San Gil, la noticia con mayor relevancia de este periodo es la que menciona la torre mudéjar del templo en el año 1356 debido a los preparativos de defensa de la ciudad en la guerra "de los dos Pedros", lo que nos indica que su construcción es anterior a la fecha.
En un principio existiría un templo románico que quedaría pequeño a las necesidades de la creciente población, lo que obliga a ampliarlo en el segundo tercio del siglo XIV por la mencionada iglesia mudéjar. 
La iglesia mudéjar correspondía al prototipo de las llamadas iglesias-fortaleza de planta rectangular con una cabecera recta con tres capillas y nave única con tres tramos, abovedados con crucería sencilla, a los que abren a ambos lados tres capillas entre las torres-contrafuerte; sobre estas capillas y sobre las del presbiterio, circundando toda la nave, va una tribuna o paseador, que constituye una galería abierta al exterior en arcos apuntados.
De esa estructura mudéjar se conservan actualmente y en su totalidad los dos muros laterales completos, con sus tribunas, y la torre campanario. El retablo de mayor envergadura que se conserva es anterior a la reforma de estilo barroco que se realizaría entre 1719 y 1725, se trata del retablo mayor que fue contratado en el año 1628 por el ensamblador Juan Bautista Lufrio. La traza iba firmada por Raimundo Senz y el dorado fue encargado a Juan Galbán en 1647. El retablo corresponde en mazonería y esculturas a la corriente romanista y consta de sotabanco, banco y cuerpo de tres calles y dos pisos recorridos por un orden gigante de columnas, rematado en el ático con frontones partidos y elementos de tradición herreriana. Esta dedicado a San Gil Abad y destacan en los remates las tallas de las Virtudes.
Además de este retablo se pueden observar otras obras anteriores a la reforma como una imagen de Santa Fe (romanista hacia 1600), una serie de lienzos sobre la vida de San Vicente (destaca el de los ángeles músicos, pintura aragonesa del siglo XVII).

San Gil fachada
torre de San Gil

 

LA TORRE-CAMPANARIO

La torre campanario es el resto que más destaca de la época mudéjar. Se encuentra situada en el lado norte, entre el segundo y el tercer tramo hacia los pies de la iglesia mudéjar. Dentro de la torre y en sus dos primeros cuerpos observamos que es de planta cuadrada con machón central macizo y bovedillas características por la aproximación de hiladas; por encima del piso de tribunas pasa a la planta rectangular, prolongándose en dirección norte-sur, lo que obliga a socalzar mediante un arco apuntado esta diferencia de planta sobre contrafuerte y muro de la iglesia. Este "arreglo" respeta la deambulación de las tribunas y proporciona una altura mayor, lo que permite una mayor decoración (mayor espacio decorativo, especialmente en el tercer cuerpo y en sus lados oriental y occidental). El cuerpo que recoge la campana presenta dos registros de vanos, doblando en altura el número. Los vanos inferiores apuntados, partidos en dos arcos gemelos de herradura  apuntada o túmidos, también son túmidos en el registro superior. La decoración de ladrillo resaltado de los tres cuerpos se potencia a medida que se gana altura, esto permite que se pueda visualizar mejor en la perspectiva urbana medieval. En el primer cuerpo decoran unas bandas en zigzag y cruces de múltiples brazos formando rombos, dentro de estos rombos se pueden observar discos de cerámica. En el segundo cuerpo encontramos paños de arcos mixtilíneos y lobulados entrecruzados formando rombos, lo que es una tendencia decorativa de raíces almohades. Y en el tercer cuerpo cruces de múltiples brazos formando rombos, también recuadros en alfiz en los vanos del registro inferior. El sistema de abovedamiento del cuerpo de campanas destaca debido al paso que se realiza de la planta cuadrada a la rectangular; observamos que esto se realiza por medio de bóvedas apuntadas en los lados, dirección este-oeste, y paso del cuadrado al octógono mediante trompas de ángulo con ladrillos en saledizo, lo que también nos refleja la influencia musulmana.





torre de San Gil
torre de San Gil planta baja

REFORMA BARROCA

Se realizó entre 1719 y 1725 por los maestros Manuel Sanclemente y Blas Ximénez.

 

Exterior:

 

La reforma consistió en cambiar la orientación del templo, se derribaron los testeros que pasaron de ser rectos a poligonales, de esta manera la puerta de acceso del templo se situó en el este donde anteriormente estaban las tres capillas del altar mayor, y el presbiterio pasó al oeste donde antes estaba la puerta de entrada. Esta reorientación se efectuó como respuesta a la necesidad de dar entrada al templo por la calle nueva de San Gil (abierta hacia 1640). La reforma respetaría todos los muros laterales y su estructura de capillas (tres en cada lado) y tribunas, cambiando en el interior el aspecto de las capillas, al enmascarar con las actuales bóvedas las originales que se conservan sobre ellas. También fueron sustituidos los abovedamientos de la nave, por las actuales cubiertas de cañón con lunetos, además de la redecoración del interior. La nueva portada, que flanquearía la entrada tras la reorientación, constaba de un arco de medio punto, flanqueado por pilastras dobladas, con entablamento y hornacina para la escultura del santo titular del templo, y se trataba de una construcción con alternancia de piedra y ladrillo.

Interior:

La obra de mayor calidad escultórica de la iglesia corresponde a época posterior a la reforma, son las estatuas de los santos penitentes y anacoretas, colocadas sobre ménsulas de madera a ambos lados de la nave, en las pilastras que separan las capillas. Colocadas hacia el año 1745 y obra del escultor José Ramírez de Arellano, representan a:

 San Hilarión Abad

 Santa María Magdalena

 San Babil

 San Antonio Abad

 San Caprasio

 Santa María Egipcíaca

 San Macario

 







planta San Gil







Cruz Guia San Gil

En el mismo templo encontraremos otras obras de Ramírez: el púlpito, los dos tarjetones de la entrada y algunas imágenes en la capilla de María Auxiliadora. Otro conjunto a destacar del interior del templo es la sacristía, realizada entre 1776 y 1779 bajo la dirección de Julián Yarza y Joaquín Gracián, con carpintería de Juan Antonio Larralde y lavatorio de Joaquín Insausti, para el que se aprovecha un busto del siglo XVI. Los calajes son anteriores del siglo XVII, con pilastras cajeadas, y ornamentación de castañetas y taracea. La sala rectangular de la sacristía se cubre con una cúpula oval vaida sobre pechinas, decorada con pinturas al fresco (ángeles con atributos de San Gil obra de Ramón Bayeu). Decoran los paños de la sacristía siete grandes lienzos que representan a San Gil moribundo, en un testero, y a Santiago adorando a la Virgen del Pilar entre Santa Fe y San Juan Bautista, y el Crucificado entre San Pedro y San Lorenzo, en los lados mayores; completan otros de menor formato con escenas de la vida de San Gil.
De la platería de la iglesia se conserva un busto en plata de San Andrés apóstol (procedente de la parroquia de su nombre y obra de Francisco de Tapias labrada en Barcelona en el año 1516)., una cruz procesional de hacía 1551 (obra de Jerónimo de Mata y también con procedencia de San Andrés) y una custodia de tipo sol, con punzón de Zaragoza (realizada hacia 1698-1700).

Estudio arquitectónico realizado por Azahara Pintanel Alcázar y Joaquín Pintanel Martínez.


COFRADIA

Como ya bien sabéis, en fechas recientes se ha incorporado a nuestra vida parroquial la cofradía de las Siete Palabras.
Esta cofradía ha sido desde su fundación, 15 de febrero de 1940, interparroquial. Nació en el seno de la juventud de Acción Católica, promovida por el gran sacerdote D. Francisco Izquierdo Molins. Es de carácter penitencial y como misión la Predicación de las Siete Palabras en el día de viernes Santo, es pionera también en el uso de los tambores en Zaragoza.
El día 18 de diciembre de 1996, solicitó por escrito la junta directiva el que se estudiara el poderse incorporar con pleno derecho a la vida parroquial.
El Muy Ilustre Vicario General, D. Francisco Martínez, aprobó esta propuesta después de una consulta a la parroquia y a su junta. Desde esta fecha, la parroquia alberga a los componentes de la misma con pleno derecho, esto supone dar cumplimiento a los nuevos estatutos firmados por el Excmo. y Rvmo. Arzobispo de Zaragoza, D. Elías Yanes, con fecha 21 de febrero de 1995.
Desde esta fecha, la cofradía va cumpliendo sus compromisos y su vida se va entretejiendo con la de la parroquia. De momento, ellos tienen asignada la misa dominical de las 12'45 horas, en la cual son responsables de todo lo concerniente a la liturgia y a la que son convocados los miembros de la misma.
Participan también en la catequesis de la infancia, primera comunión, misa de niños, a las 11 horas los domingos, y también a las reuniones de los viernes y domingos por la mañana para los jóvenes, en los locales de la calle de San Jorge, nº16, dónde desarrollan todos estos trabajos.
Son también conocidos, los vía crucis procesionales que por demarcación parroquial, se celebran en la Semana Santa, con gran afluencia de público.
Sus responsables van comprobando día a día si este nuevo rumbo tomado por la Cofradía es o no válido para su crecimiento y fines propios.
En su trabajo social también cooperan con el centro Virgen del Pilar de las Hijas de la Caridad, tanto humana como económicamente, también con los Hermanos de la Cruz y Resurrección, campamentos, etc.
En este curso próximo, también se incorporarán algunos miembros al trabajo de Cáritas parroquial, y a otros menesteres y trabajos que van apareciendo.
La comunidad parroquial, va conociendo lentamente su presencia y también su trabajo, lo cual supone una ampliación del radio de acción de nuestra comunidad, compuesta en estos momentos, no solamente por los feligreses, sino también por los miembros de la misma.
Se proporciona a estos miembros, el participar en la preparación y realización de sus matrimonios, la preparación de sus hijos a los sacramentos del Bautismo, Eucaristía, Penitencia y Confirmación, y a todo aquello que la parroquia pueda proporcionarles.

ACTOS EN LA PARROQUIA

Como todos los primeros sábados de mes, nuestro coro nos sigue deleitando en la misa de las 19,00 h.
La misa de La cofradía a la que os invitamos a todos continua todos los Domingos a las 12,45 h.
La misa por todos los difuntos de La Cofradía la celebramos el último domingo de mes a las 12,00 h.

MIERCOLES DE CENIZA :

Comienza la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza.
Invitamos a todos a participar en la Eucaristía de las 20,00 h. en la parroquia de San Gil Abad, donde en el transcurso de la misma se impondrá la ceniza a todos los asistentes.

DOMINGO DE RAMOS :

El Domingo de Ramos, participaremos en la parroquia de San Gil Abad en la procesión y bendición de los ramos que tendrá lugar en la eucaristía de las 12,00 h.
Todos los niños hermanos de La Cofradía, pueden venir con el hábito completo, sin capirote.


página de poesia de Joaquin Pintanel

Página de Poesía

Explorer
Expression Web
nuestra peana

Nuestra Peana

Copyright © 2008-2016 Joaquín Pintanel Martínez

página principal