cofrade
banner titulo
cofrade

boton parroquiaboton sede canonicaboton pasos e imagenesboton junta de gobiernoboton fundadorboton historiaboton linksboton tambores

boton actos culturalesboton actividadesboton procesionesboton habitoboton las palabrasboton premio siete palabrasboton premiosboton obra social

 

AUTORES DE NUESTROS PASOS


Felix Burriel y Marin
Félix Burriel y Marín (Autor del Paso de la Tercera Palabra 1948)
Nace en 1888 en la calle de San Blas, de Zaragoza, el día 2 de Mayo. Hijo de Gregorio Burriel Aramburo, agricultor, siendo el segundo de cuatro hijos. Parece ser que de muy joven se marchó de casa de sus padres con la intención de ser matador de toros, pero pronto debió abandonar la aventura.
En 1901 comienza el aprendizaje del oficio escultórico, simultaneando la Escuela de Artes y Oficios con el estudio del escultor Francisco Borja.
Diez años después obtiene premio de modelado en el concurso de la Fundación Villahermosa Guaqui, de Zaragoza. Poco después marchó a Madrid, ingresando en la Escuela de Artes y Oficios. En 1912 entra a trabajar en el estudio del escultor Mateo Inurria, quien será maestro indiscutible del escultor zaragozano.
Al poco tiempo consigue el premio extraordinario de escultura en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y en 1915 regresa a su ciudad natal.
En el año veintidós ocupa la plaza de profesor meritorio de dibujo artístico en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza. Luego, junto al arquitecto Regino Borobio, con quien trabajó diversos proyectos, obtiene un premio en el concurso internacional de anteproyectos para la erección del monumento al Sagrado Corazón de Jesús en Bilbao.
En 1926 gana una beca de la Diputación Provincial de Zaragoza. Con ella viaja a Roma y Paris. Sin duda la experiencia será fundamental en su obra.
Cuando muere su madre, en 1929, regresa a Zaragoza y realiza el monumento a Marcos Zapata. El 19 de septiembre de ese mismo año contrae matrimonio con Ángela Rincón en la iglesia de San Felipe. También realiza el grupo de la industria, la agricultura y el comercio, para el pabellón de la Confederación Hidrográfica del Ebro en la exposición internacional de Barcelona.
En 1930 realiza el monumento al Sagrado Corazón en Tendilla (Guadalajara) y en 1933 el monumento a Juan Pablo Bonet en Torres de Berrellén y el de Domingo Miral en Jaca.
Ingresa como Académico de Número en la Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis en el año 1935.
Terminada la guerra civil efectuará el Monumento a los estudiantes Caídos en la Guerra para la ciudad Universitaria de Zaragoza.
En 1946 hace una estatua del Sagrado Corazón para la fachada de la iglesia de los PP. Jesuitas de Zaragoza en la plaza de San Pedro Nolasco.
En 1948 ejecuta el paso titular de nuestra Cofradía, siendo ésta una de sus últimas importantes obras.
En 1962 sufre un grave accidente de circulación, que le apartará antes de lo que él hubiera deseado de su trabajo. Ocho años después continúa con la pierna rota a causa del accidente y expresa su deseo de no hacer nada, si no es alguna obra por gusto o capricho suyo propio.
Fallece en Zaragoza el 10 de noviembre de 1976.


Francisco Liza Alarcon
Francisco Liza Alarcón (Autor del Paso de la quinta Palabra 1989)
Nace en la pedania murciana de Guadalupe el 24 de marzo de 1929. Es el primer hijo del segundo matrimonio de su padre, y el cuarto de los cinco hermanos.
Sus padres tenían una taberna y tienda de comestibles en el lugar que ahora ocupa su vivienda; siendo muy recordado con gratitud por los del lugar los años de necesidad en los que su madre auxiliaba con viandas a los vecinos.
Su posición social, un poco acomodada, le permite ir a la escuela a partir de los siete años, permaneciendo en ella durante tres años (en plena Guerra Civil) en los que aprendió a leer, escribir, operaciones y poco más. En la escuela era bastante malo, pero en dibujo bastante bueno, decían sus profesores.
En vista de tal situación, su maestro optó por orientar al muchacho hacia la Real Academia Económica de Amigos del País que fundara el insigne escultor Francisco Salzillo, en donde comienza Liza a manejar materiales e instrumentos propios del que luego seria su gran vocación y ulterior dedicación.
La Guerra Civil no afecta la afición artística de Francisco, que aprovecha cualquier momento y material para modelar figurillas de santos o "pasos" de las procesiones murcianas, lo que le valió algún disgusto al encontrarse cerca de su domicilio, en el Monasterio de los Jerónimos, los milicianos republicanos que no permitían ninguna manifestación religiosa, ni aún a los niños.
Su primer maestro, con el cual trabajó, fue el escultor Juan González Moreno, del que son muchas de las tallas de las más importantes cofradías murcianas.
Después pasó a trabajar con el gran imaginero murciano Sánchez Lozano con el que pasó gran parte de su vida, y aún hoy Liza le pide consejo a la hora de terminar sus obras.
La primera obra de Francisco Liza la realizó a los 16 años de edad y fue una talla de la Virgen del Rosario para su panteón familiar.
Después colaboró en la realización del retablo del Santuario de la Fuensanta, patrona de la ciudad de Murcia.
Obtiene su primer premio en 1948 de la Escuela de Artes y Oficios, repitiendo galardón al año siguiente.
En la década de los cincuenta, ya en plena tarea creativa, realizó varios pasos de Semana Santa (Oración del Huerto, Ecce-Homo, San Juan, Angustias, etc.).
En los años sesenta dedicó su arte a la restauración de retablos e imágenes religiosas de su capital, así como a la realización de figuras belenistas.
Al cumplir los cincuenta años, retorna a su trabajo para grupos escultóricos de Cofradías que le son encargadas en toda su región, de Andalucía y Valencia.
Y por fin en 1989 realiza el encargo de nuestra Cofradía y esculpe el grupo que representa la quinta Palabra de Cristo en la Cruz, "Tengo Sed" y que desfilo por primera vez en Zaragoza ese mismo año. No es descubrir ningún secreto decir, que tanto a gustado su obra para Zaragoza, que ya le ha sido encargado otro paso procesional, para otra Cofradía de la capital Aragonesa.
El Ayuntamiento de Murcia, reconociendo los meritos de este Artista le ha dedicado una calle en 1985, y cuya placa reza "Calle del escultor Paco Liza" . Por último señalar que en más de una ocasión este artista a manifestado su sorpresa al conocer la Semana Santa de Zaragoza, que él define como de las más devotas que conoce, y un especial cariño hacia la Cofradía de las Siete Palabras, cuya procesión manifiesta vendrá a ver muchos años, al mismo tiempo que visita a la Virgen del Pilar, de la cual se confiesa muy devoto.


Taller de Jesús Fernandez
D. Jesús Ferrandez Juan (Autor de la peana de la sexta palabra 2.001)
El escultor D. Jesús Ferrandez Juan, de Arganda del Rey en su taller y después de dos viajes realizados por miembros de la Junta de Gobierno, se encargó la nueva talla que, en la primera Semana Santa del siglo XXI, procesionará por las calles de Zaragoza.





página de poesia de Joaquin Pintanel

Página de Poesía

Explorer
Expression Web
nuestra peana

Nuestra Peana

Copyright © 2008-2016 Joaquín Pintanel Martínez

página principal